Un lugar donde estar tranquilo. Encuentro con el artista plástico José Piuma.

Cuando una situación o una persona nos interpelan sentimos que hay algo de nosotros allí que se nos presenta con una forma distinta como una imagen desfasada con su propio tiempo de comprensión y asimilación. Pienso en los paisajes imponentes y en las catedrales antiguas con techos interminables. Aquellos lugares donde nos resta permanecer en silencio y donde aparece la propia voz como un eco del entorno. Para vivenciar la propuesta del escultor José Piuma hay que asistir a la muestra en soledad y así poder darnos algunas licencias necesarias (la incertidumbre por ejemplo).Las esculturas en madera son preguntas talladas, pulidas y recapituladas. Estos pedacitos de tiempo vistos en conjunto arman una red de sentido que tiene que ver con los afectos. La familia y los amigos están grabados en la materia de cada una de las obras. Al recorrer la muestra quedé impregnada de una sensación que prevalece con la contundencia de lo genuino.

Imagen posible de mi padre 2
Imágen posible de mi padre

Jusa: José, presiento que no te motivaagradar o sercontemporáneo, hay un componente muy personal que expresás en tu obra que hace que pasen otras cosas…
José: El arte para mí siempre fue un espacio donde el otro: el ingeniero, el artista, el albañil, el colectivero, el químico encuentra algo que comprende no con el intelecto sino que el tipo observa y dice: acá me puedo quedar tranquilo unos minutos, me puedo olvidar de que tengo que hacer la colimba, pagar los impuestos o que se está muriendo mi vieja…acá estoy yo solo y creo que eso no tendría que haber cambiado nunca. Parte del arte del siglo XX cambió eso porque hay un egoísmo intelectual que te seduce. Yo cuando era pibe hice altares para la iglesia católica y vi viejitas de noventa años que lloraban porque era bello; siempre me conmovió eso y pienso que en algo fallamos…Yo no juzgo a nadie, yo disfruto de muchas cosas en el arte, cosas que son muy decorativas, cosas que son muy pensadas, cosas muy técnicas y otras que son muy viscerales pero me conmueven más algunas cosas que yo creo que son auténticas, que salen de adentro.
Jusa: Contame cómo es tu proceso creativo.
José: Me pasa que lo que se me forma en la cabeza lo tengo que plasmar en el espacio real, yo tengo piezas en la cabeza hace doce años que no logro hacer…la pieza “Charquito con luna en el empedrado de la calle Tomás Guido”por ejemplo la tuve siempre en mi cabeza.
Jusa: ¿Cuál es tu primer trabajo escultórico?
José: Un martillito todo torneadito pero yendo más atrás yo empecé tallando tizas…
Jusa: ¿Por qué elegiste la madera como principal material para tu obra?
José: Mi papá tenía una carpintería muy grande con su hermano. Papá me llevaba caminando los sábados muy tempranito al taller, mi viejo era un tipo muy carismático, un militante del peronismo y los empleados lo amaban entonces los sábados hacia un asadazo en el taller donde sus empleados comían con nosotros, el lustrador, el tapicero, el herrero, los ebanistas. Nosotros nos matábamos de risa mientras mi viejo hablaba de política y después nos hacía barrer el taller. Ahí empezamos a hacer los primeros carros con rulemanes. Mi primer trabajo fue un chanchito a partir de una madera cuadrada a los ocho años.

Nido de tierra
Nido de tierra

Jusa: En las piezas de la muestra veo que también utilizás mármol de carrara y algo de bronce…
José: Las plomadas y los hilos de acero son algo más nuevo. El mármol siempre me gustó pero nunca me había animado hasta que en el año noventa y cuatro tuve un gran profesor de escultura, Oscar De Bueno, que me dijo que el mármol era similar a la madera, que probara… entonces agarré un pedacito de mármol e hice una piecita que tiene mi mujer. Es parte de una serie que se llama “Imágenes de la patria grande” en base a recortes de diarios de distintas partes de América, de cada recorte surgió una pieza, son tres en total.
Jusa: Hay una obra en la sala negra que tiene una incrustación circular de mármol y unos pelos de alambre, tiene una búsqueda distinta, ¿no?
José: La pieza de arriba la hice en el noventa y nueve y me produjo una tendinitis que casi me corta el tendón, tiene cerca de mil doscientos pelos puestos uno a uno con una pinza…yo estaba fascinado pero después tuve seis meses de rehabilitación. Entonces me quedé caliente con eso y la dejé tirada pero esa imagen era recurrente. Se titula“La Visión de Odiseo”. Pienso que cuando Ulises se encadenó al mástil del barco y vio las sirenas debe haber visto algo así… si te dejabas seducir te liquidaban. Pienso que también es como el ángel de mi madre visto por mi padre desde algún lado. La pieza quedo así y me pareció que era un buen momento para cerrar ese capítulo después de dieciséis años y estoy muy contento con eso.
Jusa: Esa obra tiene una magia especial…
José: Me parece la más fuerte porque tiene un proceso de laburo muy arduo, más que las otras.
Jusa: ¿Las demás obras son de la misma época?
José: Todas las demás obras las hice en los últimos tres meses. Volví a hacer lo que hacía cuando era pibe que trabajaba de noche, extrañaba hacerlo pero al mismo tiempo me mató porque tuve que meterme en el taller y abandonar a mi familia por un tiempo.

La visión de Odiseo
La visión de Odiseo

Jusa: En las obras “Yo, yo mismo” e “Imagen posible de mi padre”planteás otro uso del espacio, ¿cómosurgió esa idea?
José: Quise tomar las paredes como hacen los pintores…
Jusa: Hay obras que son interactivas.
José: Si, a mí me gusta mucho que toquen las obras. En la obra “Nido en la Tierra” hay un juego óptico que surge de los tres planos: el de los clavos, el de los alambres y el del mármol de carrara con los corazones adentro. El ojo no sabe dónde enfocar, si vos la abrís rompés un plano y ahí ves claramente que hay adentro. También hice unas cajas que funcionan como esculturas y que si se animan a abrirlas hay un premio o un castigo. Son obras con sorpresa.
Jusa: ¿Por qué la muestra se titula “Pedacitos de Tiempo”?
José: La vida se va perdiendo de a poquito en el taller y las obras son pedacitos de tiempo, el tiempo que lleva hacerlas. Siempre me gustó la frase“somos un pedazo de tiempo”.
Jusa: Tiempo es todo lo que tenemos… ¿será por eso que se hace tan evidente cuando se nos va?

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *