¿Por qué Joan Miró es Joan Miró?

Nació en Barcelona a fines del siglo XIX, vivió 90 años y dejó una obra única.
Pintó, esculpió, grabó y fue ceramista.
Uno de sus trabajos fue la marca registrada de España durante los setentas y los ochentas.
Los invitamos a un paseo por algunas de sus obras para apreciar su talento

Retrato de muchacha joven
Retrato de muchacha joven

En una carta a su amigo Ricart, allá por 1918, expresa: Nada de simplificaciones ni abstracciones. Por ahora lo que me interesa más es la caligrafía de un árbol o de un tejado, hoja por hoja, ramita por ramita, hierba por hierba, teja por teja. Esto no quiere decir que estos paisajes al final acaben siendo cubistas o rabiosamente sintéticos. En fin, ya veremos. Lo que si me propongo es trabajar mucho tiempo en las telas y dejarlas lo más acabadas posible, así es que al final de temporada y después de haber trabajado mucho si aparezco con pocas telas; no pasa nada. Durante el invierno siguiente continuarán los señores críticos diciendo que persisto en mi desorientación.

Retrato de Juanita Obrador
Retrato de Juanita Obrador

Por 1929, consideró que si había que hacer una revolución, lo haría a través de la pintura. En esa época Hugnet, en Cahiers d’Art, dice de él:Sí, Miró ha querido asesinar la pintura, la ha asesinado con medios plásticos, mediante una plástica que es una de las más expresivas de nuestro tiempo. La ha asesinado, quizá, porque no quería doblegarse a sus exigencias, a su estética, a un programa demasiado estrecho para dar vía libre a sus aspiraciones y a su sed.

Prados, la Villa - 1917.
Prados, la Villa – 1917.
Desnudo de pie - 1921
Desnudo de pie – 1921
La huella de la carreta - 1918
La huella de la carreta – 1918
Paeo a la ciudad - 1917
Paeo a la ciudad – 1917
Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *