Minería en San Juan: Explotación, saqueo y derrame

Durante más de una década se proclamó en San Juan un modelo económico basado en la minería. Sería, según el gobernador Gioja y gran parte de la dirigencia política, el factor de desarrollo que haría florecer a la región. Hoy, lejos de aquella primavera anunciada, el modelo está en crisis y el trabajo “sustentable” que Barrick prometió en su propaganda no es precisamente el sustento de los miles de trabajadores que aún esperan por el milagro. Explotación, saqueo y ahora derrame de cianuro, un resultado pobre en una de las reservas de oro más ricas del mundo.

Veladero 01
La empresa registró una pérdida de 269 millones de dólares y confirmó que completa el proceso de suspensión del proyecto Pascua Lama del lado chileno, por lo tanto del lado argentino sucede lo mismo: está parado.

El empleo que nunca llegó
Cuando el Congreso trataba la Ley de Galciares, posteriormente vetada por la presidenta Cristina Fernández, en San Juan se lanzó una cruzada por parte del sector minero. De una semana a otra, las calles aparecieron abarrotadas de pasacalles y afiches que aseguraban que la minería a cielo abierto había generado en la provincia cerca de 50.000 puestos de trabajo. Hoy la realidad muestra una cifra mucho más modesta. Según información aportada desde las empresas que operan en la zona, entre Veladero, Gualcamayo y Casposo, las tres minas de oro y plata más importantes, ocupan 6.690 empleados; sumando los que trabajan en forma directa e indirectamente para las mineras. De esa cifra, el 60% de los empleos son generados por la multinacional Barrcik. ¿Qué sucedió con los empleos restantes? Nadie sabe o, lo que es peor, nadie lo explica.

Hace algún tiempo, en el informe trimestral publicado por la trasnacional Barrick en su sitio oficial: www.barrick.com, la canadiense informó que la mina binacional Pascua Lama se encuentra en la fase de cuidado y mantenimiento solamente. “Barrick anunció la suspensión temporal de la actividad de construcción en Pascua Lama, excepto aquellas actividades necesarias para el cumplimiento ambiental y regulatorio”, publican puntualmente. Esto contradice lo afirmado tiempo atrás por el gobernador de San Juan, José Luis Gioja, quien aseguró que el proyecto daría trabajo a miles de sanjuaninos.

Pascua Lama es uno de los yacimientos de oro y plata más importantes del mundo. Se encuentra en la frontera de Chile y Argentina, por lo tanto es el único proyecto binacional del hemisferio sur. Pascua en Chile y Lama en Argentina. Al ser binacional debe atenerse a dos jurisdicciones, la argentina y la chilena. A una altura de 5.200 metros, esta mina está a unos 10 kilómetros de la mina Veladero, hoy explotada también por la canadiense Barrick Gold. Se calcula, según datos proporcionados por la empresa, que posee “más de 15 millones de onzas de reservas probadas y probables de oro, y 675 millones de onzas de plata”. Pero esta explotación está parada y despidió a 8.000 empleados desde que la justicia chilena obligó a detener los trabajos en Pascua.

La Corte de Apelación de Copiapó ordenó en abril pasado paralizar el proyecto minero binacional Pascua Lama por la contaminación que produciría. Asimismo, la Corte Suprema de Chile ratificó ese fallo y el trabajo de la Barrick Gold debió suspenderse hasta que se tomen las medidas necesarias para proteger el medioambiente. La decisión por parte de la Corte de suspender el proyecto responde a un recurso judicial presentado por las comunidades indígenas diaguitas. Entre las irregularidades que denunciaron se encontraban la destrucción de glaciares y la contaminación de las aguas.

“Por la sencilla razón de que se trata de un proyecto binacional, Pascua Lama es inviable”, afirma el abogado Diego Seguí, quien patrocina ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina a Saúl Argentino Zeballos y a Ricardo Vargas, que demandan a Barrick Gold por daño ambiental. “Técnicamente, el proyecto es inviable tras la suspensión ordenada por la justicia chilena”, asegura Diego Seguí. Y agrega que “la causa está planchada porque todavía no se hizo el inventario de glaciares”. Sin embargo, en San Juan el emprendimiento Veladero sigue en explotación desde el año 2005, a pesar de que la empresa obtuvo la D.I.A. (Declaración de impacto Ambiental) sin audiencia pública, requisito establecido en la Ley General del Ambiente (25.675) sancionada en el año 2002. Actualmente Veladero opera sobre glaciares que alimentan los arroyos Canito, Turbio y Los Amarillos.

De ponerse en marcha el emprendimiento Pascua Lama, se estaría explotando y dinamitando roca en territorio donde se encuentran dos glaciares fundamentales para la reserva de agua de la región: Toro I, del lado argentino; y Toro II, del lado chileno.

Veladero 04

El caso de Veladero en San Juan
Veladero, enclavado en el departamento sanjuanino de Iglesia, demanda 110 litros de agua por segundo. En tanto, Pascua Lama, demandaría 360 litros de agua por segundo. En regiones desérticas como esta, tal cantidad es importante ante un panorama en el que el agua no es un recurso que abunde.

Minería en números
Barrick Gold comenzó a explotar Veladero en el 2005. Se calcula que todavía tiene 9 años más para seguir extrayendo reservas de oro y plata.
Yamana Gold empezó a explotar Gualcamayo en 2009. Calculan que aún tiene 4 años para seguir extrayendo mineral.
Troy Resources explota Casposo, el más pequeño de los tres emprendimientos. Se calcula que en 2 años más habrán agotado todo el mineral que se le puede sacar a la mina.

“Hay 15.000 sanjuaninos trabajando en el proyecto Lama, que entre sus tareas, la principal es cuidar el ambiente. Que quede claro: en este tema de Pascua – Lama, es Pascua, en el lado chileno, la que ha suspendido los trabajos”, sostuvo Gioja en su twitter. Hoy, esos 15.000 sanjuaninos no trabajan en el emprendimiento ya que fueron despedidos por la empresa. Por su parte, la empresa Barrick es contundente al publicar en su sitio oficial que “la decisión de reiniciar el desarrollo del proyecto dependerá del comportamiento de la economía y la baja en la incertidumbre relacionada a los requisitos legales y reglamentarios correspondientes”. Eso dice al menos el reporte de Nicole Mordant escrito en Vancouver y traducido al español por Hernán García.

En un informe publicado por IPyPP (Instituto Pensamiento y Políticas Públicas) que coordina Claudio Lozano, presidente del bloque Unidad Popular y Tomás Raffo, se advierte que en el país hay un “36,5% de pobres y un 12,1% de indigentes”. Sin embargo, y frente al proyecto minero que Gioja promovió durante sus tres periodos de gobierno, los números en San Juan son mucho más altos que la media nacional. En el mismo documento, el instituto asegura que entre las provincias más afectadas por la pobreza se encuentran “Chaco (61,6%), Formosa (55,2%), San Juan (54,5%) y Corrientes (50,9%)”. Sin duda, el modelo minero ha fracasado y, a pesar de la gran riqueza de oro y plata que alberga la Cordillera de Los Andes, la economía de San Juan sigue siendo precaria, rudimentaria y Estado dependiente.

Veladero informe de contingencia  y Gioja

El día que el cianuro llegó a los ríos de San Juan
En la madrugada del lunes 13 de septiembre y ante el abandono al que se dejó al intendente Jorge Washington Barifusa por parte de los funcionarios provinciales, éste acordó con los asambleistas que encargarían un análisis de los ríos donde se había derramado más de 1.000.000 de litros de cianuro. Dicho análisis fue solicitado a la Universidad Nacional de Cuyo. Una vez pedido el trabajo a la prestigiosa academia, se acordó también que el contacto entre UNCuyo y el pueblo de Jáchal sería Saúl Zeballos, quien figura en el análisis luego entregado como “contacto”.

Asimismo, el “solicitante”, según consta en el estudio, es la Municipalidad de Jáchal quien pagó la suma de 42.000 pesos por el trabajo. Hasta acá, todos de acuerdo, el problema fue cuando llegaron los resultados.

El miércoles 23 de septiembre, Saúl Zeballos, miembro autorizado a retirar los resultados del estudio encargado a la UNCuyo, viajó a Mendoza y retiró el análisis químico y bactereológico. En el impreso del estudio, insisto, figura como “contacto” válido, por lo cual quién más sino él para buscarlo. Una vez en sus manos, entregó una copia a Cristian Romero, Secretario de Gobierno municipal de Jáchal, y la otra a la Asamblea de Jáchal, para que los vecinos, angustiados por el episodio, pudiesen conocer la información brindada por la universidad mendocina. ¿Qué pasó entonces? Esto que sigue.

El Secretario de Gobierno municipal de Jáchal habría arrancado del impreso la parte del “Informe de Análisis Bactereológico”. ¿Por qué?, preguntará el curioso lector. Porque el estudio microbiológico indica “que hay bacterias muy nocivas y difundidas, como la escherichiacoli, donde se originan los cauces de agua montañosos”. Esto indicaría que los líquidos sanitarios (materia fecal y orina) de los habitantes de la mina Veladero estarían siendo arrojados a los cauces de estos ríos montañosos que se alimentan del deshielo de nieves y glaciares. Se sabe, la escherichiacoli es una bacteria que se encuentra normalmente en el intestino del ser humano y puede producir el síndrome urémico hemolítico, enfermedad fatal.

Pero además, el resultado detectó metales en dosis por encima de los valores tolerables. Esta información encolerizó al Gobierno de San Juan que, según se supo, habría apretado por teléfono al rector de la universidad, Daniel Ricardo Pizzi, para que la información no trascendiera públicamente; de lo contrario, se iniciarían acciones judiciales contra la universidad. Como respuesta al “apriete”, el rector ordenó hacer un artículo en base al trabajo encargado y publicarlo en el sitio Unidiversidad.com.ar, que es un diario on line de la UNCuyo. Este supuesto “apriete” del que nadie habla pero que todos conocen, fue mucho antes de que el Gobierno de San Juan decidiera formalmente enviar una carta notarial a la UNCuyo para que rectifique o ratifique los dichos del artículo periodístico publicado y subido a la web. La nota apareció bajo el título “El derrame de la Barrick envenenó el aguade Jáchal”.

Llegamos a un punto del asunto en que los detalles son fundamentales. El juez Pablo Oritja recibe en la denuncia radicada en su juzgado el análisis que le entregó el Secretario de Gobierno de Jáchal, Cristian Romero. Es decir, el análisis incompleto porque se le arrancó el “Informe de Análisis Bactereológico” que originalmente traía el estudio.

Hay tres denunciantes en la causa por el derrame de cianuro de Veladero: El primero es Saúl Zeballos (asambleista), más tarde lo hizo Guillermo De Sanctis (Fiscal de Estado) y finalmente fue Julio Orihuela (Defensor del Pueblo) quien decidió denunciar. Esta semana, el denunciante Saúl Zeballos aportaría a la causa el análisis completo de la UNCuyo, naturalmente con el Informe de Análisis Bactereológico. ¿Por qué? Sencillo: porque sería acertado y justo que este punto esté en la causa por la gravedad de los datos que deja al descubierto.

Otro dato no menor, el juez Pablo Oritja solicitó de oficio a la Universidad Nacional de San Juan un estudio de las mismas características al solicitado a la UNCuyo. Y, vaya coincidencia, el resultado de la UNSJ arroja los mismos valores que los de UNCuyo pero sin el Informe de Análisis Bactereológico. Ese informe, aún no difundido por la UNSJ, indica que en las muestras se detectan valores altos de aluminio y manganeso.

Finalmente los análisis que aún faltan en la causa son los propios de la empresa Barrick compartidos con el Ministerio de Minería de San Juan: Son los del Programa de Monitoreo permanente en los ríos Potrerillos y Las Taguas y que Gimena Daneri (representante de la empresa) en su informe preliminar del miércoles 16 de septiembre elevó al ministerio. Allí se explica que los datos del mentado monitoreo estaban en un laboratorio externo. Dichos análisis arrojarían la hora y el volumen exacto de cianuro derramado y la elevación de los metales en los cursos de agua contactados como producto de la lixiviación “no deseada”. Esto ya ha sido pedido al juez por el denunciante Saúl Zeballos pero hasta el momento Oritja no le ha ordenado a la empresa minera que proporcione esa vital información. Nadie sabe por qué y nosotros mucho menos. Así nos va.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *