DENSITA, el planeta visitado por Jorge Quien y creado por Marcela Oliva

1
2
3
4
5
6
Lo profundo es el encuentro, lo profundo es la superficie del encuentro, el tiempo-lugar en que las cosas, los seres, se acercan.
Algo hizo que ellos (personaje y mundo de extrañas formaciones, dibujante y escultora) se den cita aquí (en Densita), y otro azar hace que nos reunamos también en este borde. Simples confluencias en este cubículo en Almagro, que se transparenta cual pecera.

5 (1)
En la llanura de los dibujos, en cada cuadro de historieta, o en nuestro cubo las formas se presentan como esculturas, pero por momentos reaccionamos como el peludo personaje que dice: esperemos que no se trate de algo artístico…
Y es que nos vemos mirar, como en un eco; somos como el encantador monstruo. Este personaje observa las bio-estructuras del paisaje, intenta como nosotros, interpretar. Y nuestro foco se va corriendo: del sitio donde él posa su mirada, hacia su espalda, de allí al marco de la historieta, luego hacia el personaje salido de cuadro en tres dimensiones; después hacia las morfologías de yeso en el espacio, al propio cubo que nos aloja, hasta percibir lo que pasa fuera del vidrio (un barrio que también nos mira). Pequeños desfases.

4 (1)
Desfases y disfraces: así como el monstruo revela su artificio y muestra su forma humana (en un rincón de la muestra, se quita su vestuario, como un último gesto risible), nosotros nos sacamos por un lapso de tiempo, el traje del arte. Nos vemos desde afuera en este planetoide que hemos creado, tan pequeño y gracioso.
Cada gesto, no es más que un disfraz, cada disciplina, cada soporte. Y aquí queda(mos) al descubierto.
De a poco la solemnidad se diluye, la especificidad, la tendencia.
Brotan sonrisas como en una complicidad.

3 (1)

Los fluidos del cuerpo del (falso) monstruo se adhieren al espacio, son el espacio, lo transforman. Las obras de estos hacedores -Marcela Oliva y Jorge Quien- son también extensiones de sus cuerpos, frases, restos, fluidos, que al fin son camuflajes con el entorno. Espacio y cuerpo(s) no están, entonces, en la grilla binaria, tampoco obra y hacedor, ni hay una división clara de los autores. Y las dimensiones (dos, tres…) son modos (máscaras), que dicen cosas, particularidades, convidan sus perspectivas en medio del fluir. Y esos dones no son etéreos, siempre tienen un espesor, una densidad (y una Densita).

1 (1)

Reímos entonces, en este sitio preciso y a su vez cósmico. Aquí estamos en la ronda de los disfraces, como en aquellos antiguos ritos, donde no se sabía de eso que hasta ayer llamábamos arte.

Lucas Marín
hacia (o desde) La Dársena
Mayo de 2015

DENSITA: Muestra en la que confluye el dibujo de historieta de Jorge Quien y la escultura de Marcela Oliva. La densita es un material que habitualmente es utilizado por los odontologos para crear moldes. De la experimentación con este material por parte de la escultora surge en su pareja, dibujante, la idea de espejar el experimento en historieta.

La muestra se desarrolló en el espacio La Dársena, de Azul Blaseotto y Eduardo Molinari, en el barrio de Almagro, dentro del Ciclo Profundo 2015.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *