El packaging como arte

El buen packaging, esa pieza que teniendo la posibilidad de ser descartable uno decide atesorar, es producto de un artista que vuelca en la profesión de diseñador toda su sapíencia y talento.
Sapiencia en el sentido de conocedor de técnicas tanto artísticas como comunicacionales. El talento se manifiesta cuando entre la pieza realizada y el consumidor se establece una relación. En el caso de Tasmania Gin Lost Pocket, uno se enamora de la botella, de la tipografía, quiere poseer esa pieza. El packaging despierta la sensación de beber un elixir extraordinario.
tipo1
Diseñado por el estudio Co Partnership de Australia, esta pieza despierta admiración y ya se ha convertido en un leading case.tipo2
tipo3

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *