Arquitectura como arte

Arquitectura como arte, y no debería ser de otra forma, pero lo es. Se construye como inversión, por necesidad o por el motivo que sea, pocas veces armonizando diseño, entorno y funcionalidad.

1. Casa Pequeña. Tokyo. Año 2000.
arq1

2. Santuario de Nuestra Señora. Francisco Javier Sáenz de Oiza.
Arantzazu, España. Año 1950.
arq2

Sáenz de Oiza definía la arquitectura como la actividad artística impulsada por la potencia del creador capaz de despertar emociones y como un juego lúdico en lo que tiene de aventurado el enfrentarse al enigma.

arq4

 

3. Baños Termales de Carranza. El arquitecto brasileño Luiz Eduardo Lupatini creó una meditación visual sobre la naturaleza del uso humano de los materiales de construcción.
arq3
Puso su diseño conceptual “Lost paisaje” en el corazón de una cantera que inspirar a las personas que se enfrentan a sus ideas preconcebidas sobre el consumo.
arq3 a
Hay una interacción notable con espacio positivo y negativo, así como la presencia de ambas texturas industriales y naturales.
arq 3 b
Monolíticos muros y entradas concretas permitirían a la gente a navegar por el sitio de extracción como si se tratara de un sistema de cuevas de origen natural.

arq 3 d

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *