El cristal en la llama: El Cubismo y la Gran Guerra

Tal vez, más adelante, algún historiador demostrará que mi pintura ha cambiado bajo la influencia de la guerra. Yo mismo no lo sé.” (Picasso)

María Blanchard
María Blanchard

La exposición organizada por el Museu Picasso es una muestra de supervivencia. De supervivencia del Arte en una época en que el mundo quiso destruirse a si mismo. Durante la Primera Gran Guerra, con París al borde del abismo y sus artistas en las trincheras, fueron los foráneos y algún francés no apto para el combate quienes mantuvieron la llama de la creación artística. En su gran mayoría encontraron en el cubismo el refugio personal y artístico, ¿porqué el cubismo como fenómeno colectivo? ¿y cómo evolucionó? esto es lo que nos revela el Profesor Christopher Green, curador, a través de la muestra.

Juan Gris
Juan Gris

Picasso, Juan Gris, María Blanchard… y Diego Rivera. Diego anduvo doce años por Europa, con Ramón Gomez de la Serna -inventor de las Greguerías, el más bohemio y surrealista personaje de la Vanguardia de aquí- como anfitrión. Cuatro de aquellos años los dedicó por completo al cubismo, con una obra prodigiosa y poco conocida, hasta el “affaire Rivera” que comentamos recientemente en nuestro facebook y que básicamente consistió en liarse a tortas con la crítica y volver a México para convertirse en un muralista colosal. Sí, algunos críticos también evadieron el frente, los estrategas del ejército consideraron que con el cloro y el gas mostaza ya tenían suficiente veneno que lanzar al enemigo.

Diego Rivera
Diego Rivera

Por la parte francesa destaca la escultura cubista de Henri Laurens, que se libró del frente por una grave enfermedad… y Matisse -también excluido, por edad- que no fue cubista pero su casa se convirtió en el epicentro de la retaguardia artística y su obra les influyó a todos. La muestra se completa con los genios combatientes -y que sobrevivieron- como Georges Braque y Fernand Léger, para configurar una exposición extraordinaria con cerca de 80 piezas, algunas Obras Maestras de la Vanguardia. Se articula de año en año, desde 1913 a 1918, para ilustrar cómo se desarrolló el cubismo junto a la conciencia del absurdo sacrificio que la guerra significaba, puesta de manifiesto en la correspondencia entre los reclutados y la retaguardia parisina.

Georges Braque
Georges Braque

El título de la muestra “El cristal en la llama” hace referencia al “Cubismo de cristal“, término acuñado por el poeta Maurice Raynal, característico de este periodo. Se produce un cambio hacia grandes planos geométricos superpuestos y superficies planas, dejando de lado conceptos como la cuarta dimensión. Las composiciones adquieren claridad y sentido del orden. Una “purificación” vinculada a tratar de escapar del caos de la guerra.

Soldado con Pipa - Fernand Léger
Soldado con Pipa – Fernand Léger

Es paradigmática “Arlequín y mujer con collar” (1917, imagen que abre la nota), en que Picasso juega con la estética del collage.  Las formas planas y geométricas parecen superponerse unas a otras. El conjunto es una gran composición de recortes meticulosa, dinamizada por algunos elementos más realistas con algún toque de humor, como el collar de la dama y su nariz puntiaguda. Contrasta con“Calabazas” (Gourds) de Matisse (1916), un óleo monumental y austero con el negro como color de luz y no de oscuridad y en cuya composición los objetos comparten una misma intimidad sin tocarse.

Calabazas, Matisse.
Calabazas, Matisse.

Fuente www.galeriasdeartebarcelona.com

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *