La máquina de dejar de escribir según Tomás Nochteff

Cuando aprendí a leer me di cuenta de que entonces sería esclavo de leerlo todo, en el asiento trasero del auto de mis padres contemplé por última vez los carteles de neón del centro de Buenos Aires sin leerlos, con la profunda melancolía de saber que nunca más los vería igual.
La ciudad, un bosque de símbolos, sí, pero en el sentido más literal y miserable.
No un bosque, una cárcel.
El lenguaje como cárcel, como laberinto.
En el principio era el verbo, Cristo es una palabra y no se puede arrancar lo que esta clavado a una cruz verbal.
Aprehender lo innombrable, ir más allá del habla, es una antigua aspiración humana. Usar la palabra para superarla. Purificándola, mutilándola, contemplándola como quien contempla una gota de agua hasta ahogarse. Monjes agonizando en sus celdas esforzándose en votos de silencio, intentando elevarse fuera de este mundo por el poder de la oración. Cabalistas asignando laboriosamente a cada letra un número a la caza del nombre de Dios. Ocultistas y poetas buscando las palabras mágicas, precisas, que nos lleven más allá de la vida -la pesadilla- cotidiana. Psicólogos y curanderos intentando ¨curar con la palabra¨.
La poesía contiene una promesa para los que quieren escapar, una promesa que no se cumple. No hay escapatoria. La salida del laberinto conduce siempre al centro.
Este libro es un llamado a las armas. Un llamado a derribar esas paredes que reconoce honestamente que del otro lado puede aguardar la locura -la locura más sórdida y miserable- pero que sin embargo, no deja de querer derribarlas.

Tomás Nochteff
Prólogo del relato experimental La máquina de dejar de escribir de Matías Ygielka.

Mini Bio: Tomás Nochteff, músico y compositor argentino, integró la banda Dios. Actualmente integra Mueran Humanos junto con Carmen Burguess, reside en Alemania.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *