Amores osos

Esta es una historia de amor increíble…

Esos ojos… ¡¡¡bombona!!!

Esos ojos… ¡¡¡Bombona!!!

¡¡¡Te voy a comer la boca!!!

¡¡¡Te voy a comer la boca!!!

¡¡¡Te quiero tanto!!!

¡¡¡Te quiero tanto!!!

Ups

Ups

Mejor sigo morfando, así no me retan por jugar con la comida.

Mejor sigo morfando, así no me retan por jugar con la comida.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *