Andy y la natura

Andy Goldsworthy nació en Cheshire, Inglaterra, el 26 de julio de 1956 y se crió en Harrogate al lado de Leeds , West Yorkshire. Desde la edad de 13 años, trabajó en granjas como jornalero. Se ha comparado la calidad repetitiva de las tareas de la granja a la rutina de hacer su escultura: “. Una gran parte de mi trabajo es como recoger patatas, hay que entrar en el ritmo de la misma”

Goldsworthy estudió bellas artes en Bradford College of Art (1974-1975) y en Preston Politécnica (1975-1978) (en la actualidad la Universidad de Central Lancashire, recibiendo su Licenciatura en Artes (BA). Desde finales de los setenta Goldsworthy se ha dedicado casi exclusivamente al landart, ( arte terrenal) esto es, ha usado la propia naturaleza manipulada por él como obra de arte, manejando después, como testimonio, la fotografía realizada tras sus intervenciones, Goldsworthy es uno de los pocos artistas que no hace trabajar a otros sobre su proyecto en el paisaje sino que interviene con sus propias manos en actuaciones muy monumentales. Ha viajado mucho por América, Europa, Japón y Australia, el sentido del lugar es trascendental en sus obra, se podria decir que es lo mas importante, porque aunque sea de manera provisional su objetivo es modificar el entorno. Le interesa además la esencia cambiante del paisaje por la luz o el clima por ejemplo, los propios materiales de su obra también pueden ser afectados por el cambio, hielo, arena, hojas o nieve son algunos de sus materiales favoritos, la mayoría de sus esculturas tienen que ser realizadas y documentadas en el mismo dia por su carácter efímero, a veces no solo en el mismo día sino en el fugaz instante en que la obra “tiene lugar” como cuando fotografía agua o arena lanzada en el aire, de modo que su obra tiene también algo de action art.

La inestabilidad de la naturaleza es su mayor atractivo tanto en los colores como en las formas, Goldsworthy es famoso por sus actuaciones con formas constantemente presentes en la naturaleza pero a nivel molecular por lo tanto imperceptibles para el ojo humano, actúa sobre la naturaleza con las que son sus formas elementales sacando a la luz en cierta manera la esencia interna de todas las cosas. Para dar una dimensión temporal a su trabajo aparte de su transitoriedad usa la seriación, otra manera de actuar de la naturaleza, la repetición por patrones como si las obras de arte se pudieran producir a modo de fractales.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *