De monstruo a monstruo. Nicolás Fiks entrevista a Chucho Fernández

Su amplia trayectoria en los medios y su compromiso radical con los personajes interpretados me llevaron a mantener varias conversaciones con él. Intente descifrar su mundo y que él haga lo propio con el mío. Entre nosotros surgió una química que quizás no obedezca únicamente a la comunión del Arte, sino a nuestros más recónditos sentimientos, a esos impulsos no del todo racionales que tanto Chucho como yo cargamos, a veces como una cruz, a veces como laureles.
La línea divisoria que separa al artista del loco, y que él la conceptualiza con acertadas palabras en esta conversación, es quizás lo más difícil que un artista comprometido debe encarar. No faltan ejemplos de grandes hombres que fueron presa de su frenesí (Nietzsche, Van Gogh, Celan, solo para citar a algunos)
En un mundo signado por la violencia y la injusticia, donde la barbarie se viste de civilización y los grandes homicidas muchas veces son señores respetables, poder conocer a Chucho es para mí una gratificación que excede toda pretensión de prologo.

Nicolás Fiks: Me gusta cuando decís, en una de tus últimas entrevistas, que “no entendés mucho de disfrutar tus personajes”, porque cuando uno encara el mal, la perversión, lo vil, generalmente queda atrapado en esas sensaciones. Eso me paso a mi con mi libro Vida Muerta: no lo siento un logro a nivel personal, sino como bucear en la mugre buscando la esmeralda. ¿Como lo ves vos?

Chucho Fernández: Yo creo que es así, pero por sobre lo que hemos hablado, percibo que a vos aun te resta separarte del monstruo. Tenes que ponerte a salvo de el. Sino sos un reventado, no un artista.
El arte es eso, despegarse y que la criatura monstruosa este agarrada de una correa que sostenes vos.

Nicolás: Es posible que por ello te haya buscado con tanta insistencia Chucho, porque en tus personajes veo quizas el arte canalizado, mi locura plasmada. Muchas veces si no salimos de nosotros mismos enloquecemos, como bien decís, y creo que eso es lo que me une a vos: haces realidad al monstruo que llevo dentro

Chucho: OK, pero es como Bruce Wayne y Batman. Uno es un caballero, el que esta disfrazado es el loco…

Nicolas: Totalmente. Habría que ver si el que lo creo no estaba en un hospicio hablando con los arboles. Es muy difícil, en este mundo hostil, separar las cosas, porque nos tentamos a responder con violencia, en este caso artistica, a la violencia que cae desde arriba. ¿Vos crees en una respuesta que “asuste”?

Chucho: Claro que si. A mi me ha pasado que me han querido asaltar, y saco a alguno de esos personajes que compongo y rajan.Posta.
Pero lo tengo a mi servicio al loco, y no al revés.

Nicolás: Es como debe ser. Quizás en mi caso yo no encare Vida Muerta como un texto artístico, porque era una carta final, realmente tenia tomada una decisión con mi vida, luego vino la edición, este contacto con vos, quizás la posibilidad de llevar el libro a la pantalla con tu arte. Creo que al “loco” que hay en mi no le va a gustar que lo comercialice, pero es mejor que la cárcel . ¿Vos como viviste el momento en que tuviste que separar las cosas? ¿Como un duelo? ¿Como una situación de vida necesaria?

Chucho: Yo actúo en las entrevistas, en esto que hablo ahora con vos.En el escenario, soy yo mismo, amparado en un guion y un Equipo técnico que me cuida y protege.

Nicolás: ¿De que te protege? ¿Del loco? Yo siento que siempre acecha

Chucho: De muy chico, solía hacer y tener juegos extraños, en absoluta soledad, completamente a oscuras. Esto preocupaba mucho a mis padres, y comencé a visitar a un psicopedagogo tras otro, un psicoanalista año tras año… Hasta que alguien dijo que yo debía dedicarme a la actuación. Esto no los tranquilizo en lo mas mínimo a ellos, pero si a mi, y mucho.

Nicolás: Pocos artistas se animan a decir eso, generalmente está el típico discurso de “la vocación” o la simple vanidad de figurar, pero ser tan visceral es algo gratamente novedoso para mí. Quizás en Argentina nos tengamos que acostumbrar a una generación de artistas que tomen esto como vida o muerte. Me haces acordar a la primera ley de la termodinámica: concentrar la energía, y a la segunda: todo lleva al caos. Artísticamente jugamos en el caos. Por algo nos encontramos.

Chucho: Por eso digo que me impresiona cuando escucho a actores que sienten que vuelan en el escenario, o que se sienten leones en una selva, o los Reyes de Persia. Todas emociones que jamás yo experimente en la vida. Yo soy eso que ves en el escenario, no estoy actuando.

Nicolás: El arte es necesariamente dolor que a veces muta.

Chucho: Me tomo la licencia de soltarme, y tengo un texto como excusa, para saber dónde está el freno.
Cuando hacía ” Parque Lezama “, que dirigió Campanella, con Luis Brandoni y Eduardo Blanco, yo tenía que amenazar y maltratar a una chica ( Una actriz estupenda y queridísima por mí, Celeste Gerez ) A la que le vendía droga, y como no podía pagarme, la mandaba a prostituirse o a mangearle a los viejos. Le pegaba una trompada en el estómago y la dejaba doblada en el escenario.
Y podía ver por el rabillo del ojo, la cara de espanto de la platea.

Nicolás: Cuando te contacte lo hice con la convicción de llevar ese freno un poco más allá, de forzar los limites. Vida Muerta solo puede ser encarnado por alguien que sea ajeno a “las mariposas en el estómago” El terror despierta muchas más sensaciones que el amor convencional, porque rara vez es real un amor, pero el horror… la vida y la muerte demuestran su veracidad

Chucho: No, que mariposas en ninguna parte…!!!

Nicolás: ¿Crees que el canto en el Infierno es más grato que en el cielo? es decir, ¿más real, más auténtico? ¿Un grito de dolor es más real que un grito de júbilo?

Chucho: Por algo el dolor dura más en la memoria y la alegría tan poco. Pero ojo, no hay que regodearse con lo perverso, porque ahí patinas y pasas a ser un reventado. Bajo control todo, sin el nada.

Nicolás: Si, estoy de acuerdo. Hay que tomar distancia para poder interpretarlo bien, “interpretarnos bien”. Cuando veo tus actuaciones e incluso tu apostura, todo me remite a pesadillas, pero quizás la gente necesite la pesadilla para saber que luego puede despertar y seguir con sus vidas.

Chucho: Yo siento que me salvo de lo inmediatamente inmanejable, cada vez que aparece un nuevo desafío, un nuevo rol.

Nicolás: Es como posponer ciertas resoluciones no del todo gratas, seguir teniendo un guion para vivir.
Contame sobre tu trabajo en “What The Waters Left Behind” y en “Deep Web? ¿Y que proyectos tenes para el año próximo?

Chucho: “What The Waters Left Behind ” ( Los olvidados, el Titulo en Argentina )
Es una propuesta que me hace El Productor y Director Nicolas Onetti, en el marco de Ventana Sur 2015.
La idea del film me encanto, porque es un Slasher tremendo, muy superador de las cintas en ese estilo…
Si se parece a ” La Masacre de Texas “, la respuesta es no.
¿Está emparentada la historia? Tampoco. Hay un loco con una motosierra, que corre a sus víctimas? Menos.
No hay un loco, hay varios, una familia totalmente desquiciada.
El rodaje fue agotador, porque además de la locación, que ya es agotadora en si por las temperaturas medias y por la salinidad que se palpa en el aire, ( Lago Epecuen – Carhue ) el guion proponía muchas escenas de riesgo casi imposibles de trucar.
Fue una montaña rusa tremenda, junto a mi compañera en las escenas más complejas, (Paula Brasca)
El Cast completo, tiene escenas y secuencias completas muy en límite de seguridad.
Cast: Agustín Pardella, Victoria Maurette, Mirta Busnelli, Gustavo Garzón, Chucho Fernández, Germán Baudino, Damián Dreizik, Evan Leed, Victorio D´Alessandro, Paula Brasca, Paula Sartor. Tamara Garzón.

” Deep Web ” es un Film que rodamos ahora en Septiembre, con producción de Onetti Brothers Film, y con Dirección de Diego Savigñano. Es una película que hacemos para el mercado norteamericano y europeo, con producción extranjera.
Y trata del sub mundo de la Internet, la historia oscura y desconocida de la web.
Un guion tremendo que tengo muchas ganas de rodar.
Respecto del 2018, me espera “Respira” ( Transgenesis ) de Gabriel Grieco y Crepusculum GFilms, y otro Film, también de Grieco, que rodaremos una vez finalicemos “Respira”
Luego, si las fechas se acomodan y la suerte acompaña, rodaremos la adaptación de tu libro por salir en estos días.
En tanto, camino a oscuras por mi casa, en la soledad de la noche, mientras mi mujer ya descansa, y yo puedo de algún modo, encontrarme con mis miedos más profundos… Aquellos que desde muy pequeño no me dejaban dormir en paz. Y me obligaban a deambular por la casa sin encender las luces. Por aquello que si no puedes con el miedo, debes unirte a él. Yo no lo sabía porque era pequeño, pero lo sentía en el alma.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *