Poemas de amor y ausencia 1, Laureana Insúa

Caramelos de miel

Los caramelos que la abuela deja

en un plato de loza vieja

son suaves gotas de azúcar.

Son dulces, como sus ojos de miel.

Es su manera de estar presente,

de hacerle frente al olvido.

Los encontramos al volver de madrugada

y saboreamos caramelos

hechos a pasos lentos de pies cansados,

movimientos repetidos

Y recetas olvidadas.

Son dulces

ante nuestro silencio y su soledad.

 

Tu abrazo

Cada vez que te beso

La robo vida a la vida.

Mejor para mí.

Cada vez que te presiento

La sangre se vuelve torrente

Y es una sensación vertiginosa

De velocidad y furia incontrolable.

Cada vez que te veo

Busco tus ojos

Para caerme en ellos

Como en un campo fresco.

Cada vez que me abrazas

Se vuelve, ese instante, eternidad.

 

Partida

Te fuiste

con esa sonrisa

pegada a los labios.

 

Te fuiste

con tus manos fuertes

llenas de trabajos.

 

Cuando escucho música

nos veo bailando, abrazados.

 

Se fueron tus ojos

luminosos, alertas, atentos.

 

Te fuiste

con tus recuerdos

y secretos.

 

Es peor que antes

porque ahora te llevo

oprimiéndome el pecho

a todas partes

en todo momento.

 

Laureana López – San Antonio de Areco

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *