Objetos preciosos.

Hoy estuve veinte minutos dando vueltas por Belgrano buscando dónde dejar el p… auto. ¡Ya me tienen harto! Y no me vengan con que hay que usar bicicleta ¡Hoy llovió toda la mañana y no podía mojar mis Ferragamo! La verdad es que amo a los autos, hay algunos que son joyas, objetos preciosos, los amo tanto que cuando tenga mis primeros ten million dollars los voy a coleccionar y exponer. Tal vez empiece con este Corvette Manta Ray, un concept car de 1969.

Objetoprecioso1

Con este Lamborghini 350 GTV del 63 correría por una ruta italiana que bordea el mar. ¡Ni loco lo uso para ir a cenar a Casa Cavia!

Objetoprecioso2

El auto es de 1968, y sus diseñadores estaban alucinando un futuro en el que las rutas fueran autopistas galácticas. Es un Pontiac Banshee y ya en esa época este concept car estaba construído en fibra de vidrio.

 

Objetoprecioso3

Wilfredo Ricart, catalán ilustre, es el diseñador y propulsor de este auto. Cuando murió Wilfredo, el generalísimo Franco tiró todo el proyecto Pegaso por la borda (por este y otros actos entiendo que los catalanes se quieran emancipar). Este auto costaba un “egg” y medio. Salió más caro hacerlo y promocionarlo que lo que se recuperó con las ventas, pero si hubieran esperado tal vez hoy reportaría más divisas que la Ferrari a Italia. El de la foto es un Pegaso Z 102B Thrill, de 1958, uno de los últimos de los 84 totales que se hicieron.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *